Estado de incertidumbre...

>> martes, junio 24

Me veo cara a cara con el gato de Schrödinger, tiene los ojos enrojecidos, esta asombrado por mi hazaña, yo le veo irreflexo... camino... se me hace tarde, tomo el taxi, se lo robo a una amiga, ella queda parada al costado de la pista, está pensando en algo recurrente, en su cansancio, en su personaje, al menos eso me dice su aparente sonrisa, la saludo, su mochila no pesa tanto como su último pensamiento, ella aún con sueño sólo espera que el viaje sea reconfortante, busca algo para estirar las piernas y descansar, no fue un buen dia... piensa en la gente que la espera allá, trabajo, su forma de escape...

De nuevo estoy proyectando... bajo por el túnel de la Plaza Dos de Mayo, siento que huyo raudamente, el taxista me mira...- puedes leer el periódico ... me lo pone en las manos, abro la sección C, intento hacerlo al azar, concentrarme; la página de Sociales, siempre me han parecido divertidas las páginas de sociales, me imagino a los nehandertales haciendo pinturas rupestres de los momentos menos interesantes y más comunes de su vida, la cuestión de la conciencia... la filosófica página de sociales... de niño pensaba que los periódicos que tenían páginas de sociales eran socialistas... se me dibuja una sonrisa en el rostro... qué cojudeces estoy pensando!

Llego a la Plaza, bajo dos cuadras antes, quiero caminar, siento que he robado el taxi, aunque ni al taxista ni a mi amiga le importe... a dónde ir... el tiempo continúa pareciéndome un cuchillo que poco a poco me va abriendo el pecho, la angustia y el caos me seducen...

Anochece, me cae el cielo encima, aplastante sentimiento de impotencia... todo parece que va a estallar, no sé dónde, silba un misil en mis oídos... me transformo, estoy hecho para momentos extremos y eso me jode, veo con claridad inusitada, me dan vuelta en la cabeza miles de posibilidades dónde antes sólo angustia... las ganas de tragarme el mundo me dominan.

Disvarío, una llamada de casa, alegría extrema, escucho, sólo escucho y respondo de inmemoria, quiero eternizar el momento... todo está en orden, la montaña rusa se va desacelerando... pienso en otra amiga, en sus palabras: "a veces no quiero pensar, sólo que e tiempo pase, y no pensar, me angustia". Ella es mil veces más ordenada que yo, es muy sensible e inteligente... está creciendo y madurando tan rápido, me enseña que no debo intentar entender la naturaleza humana sino más bien ser y hacer felices a los otros... Vuelve la velocidad normal...

De vuelta a la UNIversidad. Pienso en el último debate entre Gianni Vattimo y Richard Rorty, las secuelas de una lectura no comprendida, necesito de nuevo dejar que la fricción del tiempo lento y mortal de la UNI me lleven poco a poco a un nuevo estado de alteración. Se difumina el estupor pseudo intelectual, entro, miro de reojo los perros, arrastro mi cuerpo, levanto la cabeza, sacudo mis últimos pensamientos; los vigilantes de porte militar que cuidan el nuevo Centro de Cómputo de la Universidad me devuelven violentamente a la realidad, paso el hueco que pronto será auditorio y me integro a aquel Sudoku, soy una pieza más que busca resolverse.

Lima gris y con llovizna un buen campo de batallas para este estado de incertidumbre que continúa, sé que siempre viviré con él. Lo empiezo a querer.






2 comentarios:

Mariana 13:56  

Eres un ingeniero angustiado por la incertidumbre de la vida vista desde muchos puntos de vista, conoces a Vattimo y a Rorty. Mezlcas tonterías con cosas interesantes...

Apuesto que ya te han dicho que piensas demasiado las cosas, pero siento que llegas a conclusiones no triviales muy creibles.

Sino fuera porque también leo tu otro blog pensaría que estás trastornado, jajaja. Tal vez la trastornada soy yo.

Te leo mucho y te quiero, bueno a la persona de la que te disfrazas cuando escribes, confabulador verdad? Sí, me agrada el confabulador...

besos

Joze Luiz 15:33  

Mariana: Los ingenieros no se angustian, pues saben todo es perfectible, lástima que yo ni nadie pueda ser totalmente ingeniero...

Sí, me han dicho muchas veces que pienso demasiado, otras veces callan e igual me lo comunican...

Pero pasa todo tan rápido , que si no te tomas el tiempo para sonreir, si buscas una razón lógica o formal a todo pues terminas por creer entender todo, y eso no te sirve de nada...

A excepción de conseguirle admiradores al Confabulador...

beso tus besos

El Confa...

Lorem Ipsum

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP