F(ú)tbol F(ú)tbol F(ú)tbol ... Santa Maradona Priez Pour Moi !!

>> sábado, febrero 2

"No suelo celebrar los goles, porque busco la perfección. Hay una enorme diferencia entre estar feliz y estar satisfecho." - Thierry Henry



La primera vez que fui a un Estadio lleno a ver fútbol fue en Piura, un partido entre Atlético Grau y Atlético Torino, en ese entonces el Miguel Grau de Piura sólo tenía capacidad para 12 mil espectadores, y estaba totalmente lleno...fui con mi papá, yo tenía alrededor de 5 años. Me gustó mucho el ambiente, la gente gritando, las banderas, los contómetros, los gritos de gol, los jugadores como héroes de grandes y chicos... y sobre todo el hecho que uno podía ser parte del todo y a la vez hacer lo que le plazca, podí gritar cualquier otra cosa distinta al resto con todas mis fuerzas y la falta de armonía no hacía más que hacer crecer el todo de una manera explosiva. Fue uno de los descubrimientos más felices de mi infancia, yo que siempre preguntaba los por qué de todo, y que siempre me gusto saber que ocuriría si hago las cosas distintas a como se espera.

Y llega en la infancia también un día en que empiezas a tomar tus propias decisiones... Respecto a la vida en sí fue en un cumple de mi mamá, derrepente después de pelear a muerte con mi hermano, me miré a las manos y me di cuenta que éstas eran mías, que de verdad eran mías, y que yo era quien me gobernaba... pero volvamos al tema que hemos empezado... en el fútbol ese momento llegó también pronto. Recuerdo muy claramente esa noche, en la tele pasaban un clásico, mi papá, hincha aliancista, sufría con cada jugada, yo al comienzo veía sin mucho interés ese partido, hasta que vino un gol de alianza, en la tele se veía como una parte del estadio (era el Estadio Nacional) gritaba el gol, unos pocos minutoos después un estruendo llamó mi atención, cuando concentrado miré la pantalla del tele sólo vi a un montón de gente apiñada detrás de una banderola con una (U) enorme, y fue fácil distinguir su cánticos en lo que siguió del partido... sentía como bramaba la barra cada vez que la U atacaba... finalmente la U perdió el partido... y ningún otro grito me ha vuelto a emocionar tanto. Aquella misma noche llegaron unos tíos a visitarnos, les dije que estuve viendo fútbol, me preguntaron si era hincha de algún equipo, siempre había respondido "Perú" casi mecánicamente, y los miré a todos emocionado... me sentía dueño del mundo... y dije soy hincha de la "U"


Vinieron muchas cosas.. finalmente pude ver a la U en Piura... el hotel (El Angolo) donde se hospedaban quedaba muy cerca a casa, fui a verlos, había un mar de gente, todos pugnaban por verlos... un par de amigos y yo burlamos el cordón policial... y para nuestra suerte el grupo de jugadores venían ya hacia la salida... Carranza se me acercó, me dijo ¿vamos al estadio? Vamos, respondí, caminé con el grupo y subí al bus del equipo... me sentí en el paraiso, me senté y no pedí ni autográfos ni nada, sólo me senté, y me sentí parte del momento... fue un viaje casi eterno... llegamos al estadio ...entré de la mano de otro jugador (nunca supe su nombre) y nos dejaron el los camerinos... cuando salió el equipo a la cancha salimos con ellos... ya se imaginan... sólo escuchaba bulla y emoción... nos sacaron de la cancha al poco rato y fuimos a la tribuna... no recuerdo como acabo el partido...sólo quería que nunca acabe...

Y ya que estamos en lo de la infancia y el fútbol pues hay que hablar de Maradona. era el superhéroe de todos, podía ver caras de emoción en toda la casa cuando lo veíamos jugar, y risas, siempre risas de emoción... Y uno aprende de fútbol pues. Y llegó el mundial 94, y era como el tercer día, todos esperábamos que resucite, lo veíamos pateando naranjas, sabíamos que volvería... aún tenía en mi mente una vaga imagen del mundial 90, cuando vestido de azul llorábamos él y yo a mares por que Goycochea no había podido detener el penal alemán en la final de Italia 90, y sólo quedaba una medallita plateada...desde allí no me gustan las medallas plateadas.

Para el 94 sería la resurrección, yo ya estaba un poco metido tb en el mundo de la música (lo contaré al detalle en otro post... espero) Y recuerdo que descubrí a Mano Negra, la canción Santa Maradona me llevó a descubrir el disco Casa Babylon, cuya real dimensión entendería tiempo después...

sandiego.jpg

Y pasó lo que todo el mundo sabe... dopping positivo en el partido contra Nigeria, y Argentina desmoralizada fue aplastada por Rumania y Yugoslavia.

De vuelta al Perú y a los tiempos actuales, debo decir que no voy mucho al estadio... excepto, claro, en los clásicos, procuro no perderme ninguno... me da pena la violencia y todo lo que se vive alrededor... Pero aún se puede tener ese sentimiento genuino... Sigue siendo lo más importante de las cosas secundarias... Según gané o pierda la U estaré feliz o triste, pero casi siempre volveré a casa satisfecho.




2 comentarios:

Angelux 18:41  

excelente!
si hay algo que es diferente en la U es la hinchada y lo demostramos en el ultimo partido del a~o pasado que a pesar que no campeonamos T_T la gnt estuvo apoyando ahi.

Salu2 y wen blog xD
llegue buscando algo sobre las combis.

Joze Luiz 22:01  

Angelux Cierto muy cierto... la (U) es algo diferente...

Lorem Ipsum

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP